Cosas curiosas que no sabía de Sri Lanka y los cingaleses

Cosas curiosas que no sabía de Sri Lanka y los cingaleses

Hay algunas cosas curiosas que no sabía y que he descubierto durante el viaje. No sé si son prácticas o no, pero al menos a mí me llamaron la atención:

  1. Les encanta barrer. Todo lo demás puede estar hecho una porquería, pero oye, siempre están con la escoba en la mano. Quizás es que les relaja o forma parte de su cultura… da igual… barrer sobre barrido… es igual… que los muebles tienen dos dedos de polvo y el baño da asquito… no importa. El suelo tiene que estar bien barrido. Es verdad que ellos van descalzos tanto en casa como en los templos y eso implica que el suelo debe cuidarse, pero llama la atención el especial cuidado que le dedican comparado con otras tareas domésticas.
  2. Se llaman mandándose besitos. Esto es un poco difícil de describir pues es un sonido extraño. En lugar del típico silbido o un “eh tú”,  se llaman haciendo un sonido parecido al de un beso… un poco al estilo de llamar al perro. La verdad que al principio es un poco desconcertante…
  3. Les encanta el azúcar. En cantidades industriales. Hasta alcanzar casi el coma diabético. Hasta que te entran naúseas de lo dulce que está. He visto como en vez de echarse una cucharadita de azúcar en una infusión, iban mordisqueando rocas de azúcar con cada sorbo. Lo más gracioso es que me dijeron que esa infusión era buena para el azúcar en sangre… Por ello os aconsejo que mejor insistáis en que no os pongan azúcar cada vez que pidáis un zumo o un té. Los dulces típicos de Sri Lanka también son puro azúcar, tal cual como comer terrones coloreados.
  4. Tienen mucha curiosidad por saber toda tu vida. A lo largo del día, según te vas cruzando con diferentes personas, te preguntan mil veces de dónde eres, cómo te llamas, de qué trabajas, si estás casada, si tienes hijos, hermanos, padres, etc. También les llama mucho la atención que una persona viaje sola. Debo confesar que algunas veces he acabado inventándome mi biografía…
  5. Les encanta decorar con fotos de bebés, aunque no sean suyos. Esto me llamó mucho la atención, pues al principio pensé que las fotos de bebés o niños que había decorando algunos tuktuks eran hijos del conductor… pero no… son sólo decoración. Las he visto tanto en tuktuks como decorando hogares particulares.
  6. Visten de blanco para ir al templo. Más del 70% de los cingaleses son budistas. Pero, a diferencia de otros paises también budistas que había visitado con anterioridad, aquí los fieles se visten de blanco para ir al templo y realizar sus ofrendas y oraciones. La verdad es que es una imagen preciosa ver a todo el mundo vestido de blanco, portando flores de loto y candelas de camino al templo al atardecer. Os recomiendo llevaros algo de ropa blanca para realizar las visitas a los sitios más sagrados como Anuradhapura o Kandy. Y por supuesto nada de enseñar hombros y rodillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *